Francia

Val Thorens el paraíso del esquiador

La compañía que escoges en los viajes es muy importante y puede definir como será ese viaje para bien o para mal, pues lo mismo sucede con los viajes de aventura o de deportes. Val Thorens se encuentra en los Alpes Franceses y es un lugar de cuento de invierno, con sus pequeñas casitas de madera y sus cumbres nevadas, que te harán soñar. La delicicia de cualquier esquiador.

Es tan importante escoger buenos compañeros de viaje y no solo por no pasarlo bien, sino que puedes provocar que se abra la caja de pandora y marque un antes y un después en tu vida con esa persona, muchos me estaréis leyendo hasta aquí y sabéis perfectamente de lo que hablo.

Val Thorens

Este encantador lugar se encuentra escondido entre las montañas y es la localidad del Valle de Tarentaise en Saboya en los Alpes franceses, además de formar parte de los 3 Valles una zona de esquí con unos 600 kilómetros de pistas esquiables y el paraíso de muchos esquiadores europeos y extranjeros.

Es famosa por la calidad de su nieve, por sus modernos remontes mecánicos, es la estación perfecta para los deportes de invierno desde esquí fuera de pistas, esquí de travesía, snowpark, boardercross, telemark … para todos los gustos. Algo que me fascina de este lugar es la cercanía con la estación que te permite salir desde sus calles a las pistas de esquí, sumando un plus a este lugar idílico en los Alpes franceses. Encontraréis pistas con nieve polvo hasta pistas para auténticos apasionados, aquí pueden esquiar desde principiantes hasta niveles avanzados, todos tienen su sitio para disfrutar de esta magica estación de esquí. Su après ski hace de guinda del pastel para este encantador lugar en la cumbre de las montañas.

Lugares recomendados: El mítico glaciar de Péclet o la cima del Caron donde divisar la vista más hermosa de los Alpes, una paranorámica de 360º de las mil cumbres de los Alpes franceses, suizos e italianos.

Mi historia en Val Thorens

En mi primer viaje me enamoré aunque no me dió casi tiempo a ello, ya que al segundo día tuve un accidente de esquí que marco un claro y definido antes y después. Golpes de la vida que te da para que abras los ojos, ya que parece que aunque nos pongan delante el pastel con la guinda en la cima no somos capaces de ver para tomar la decisión correcta y la vida provoca estos giros inesperados para que reacciones … Pues estas cosas suceden para que despiertes de golpe, para que seas capaz de ver la realidad. Así es como suelo relatar mi accidente de esquí en este adorable lugar cuando me preguntan.

El día que llegamos hacía tanto frío que se me entumecian las manos (casi a – 21º), pero era todo tan mágico que no me importaba. Subimos a nuestro apartamento con vistas a las montañas y parte de las pistas que recorren el pueblo … Una estampa perfecta de un cuento de invierno.

El primer día en el que iba a extrenar mis nuevos esquís, era el día perfecto para esquiar con el sol en el cielo y las pistas brillando con su blanco puro. Mi fallo no haber limado un poco los cantos de mis esquís nuevos para evitar que se clavaran en el hielo … y sí … así sucedió de la forma más absurda del mundo, paseando por una de las pistas que bordea Val Thorens se me clavó el canto de un esquí en una capa de hielo y caí, tampoco fue una caída aparatosa sino más bien muy tonta. ¡Zas! me rompí la pelvis, francturé el coxis y parte de la cadera ….. Todo sucedió muy rápido …. Solo recuerdo gente a mí alrededor, su cara de ¡Joder me quedo sin esquiar!, una pareja atenta y a los servicios de emergencia de la pista de esquí. No hay mucho más que contar del desastroso primer viaje a Val Thorens jajaja, me río ahora que ya ha pasado el tiempo.

Mis siguientes viajes fueron pequeños fragmentos que forman parte en la actualidad de mi yo, es que cada experiencia y cada viaje te aportan algo nuevo. Cuando viajas y lo haces con el alma abierta siempre suman … Viaja y vive … no seas turista … Ser turista es como decir que pasas por la vida tan solo por estar y no tiene que ser así.

Mi segundo viaje eramos cuatro personas y volvía a reencontrarme con esta estación de esquí en la que tuve ese encontronazo, había una nevada increíble con ventisca incluida … ¡Dios! Como disfruté, había momentos en los que no se veían las delineaciones de las pistas de esquí por la ventisca …. Pero yo no tenía miedo, estaba fuerte y segura de mí misma en ese mismo lugar en el que me había llegado a sentir muy pequeña.

En los viajes que siguieron a esos primeros viajes los disfruté en libertad, plenitud, con la adrenalina a flor de piel y con la mejor compañía. Ahora cuando pienso en Val Thorens solo me vienen los buenos momentos vividos después de esas dos primeras veces … Viví más la experiencia en Val Thorens … Sus casitas de madera, esquiar y contemplar las vistas desde lo alto de la cumbre, esquiar durante horas y no querer parar, sus amaneceres mágicos que se mezclan con el blanco puro de las cumbres, comer en pistas en Chalet Marine con vistas o cenar en el íntimo y romántico Le Chaudron Magique, echarte unas risas y disfrutrar de momentos musicales en directo en La Folie Douce, sentarte al sol en La Face Ouest con un chocolate caliente entre las manos mientras contemplas la estampa invernal con esquiadores de un lado a otro fluyecto con la pura energía que emana este increíble lugar.

Al principio me costaba hablar de este destino, pero con el tiempo y habiendo vuelto muchas más veces, lo sucedido en el primer viaje fue como un mal sueño simplemente …. Val Thorens es adrenalina, naturaleza, libertad y ganas de no parar, solo para recargar energía con un chocolate caliente con vistas al encantador “pueblecito esquiador”.

Val Thorens es de esos lugares en la Tierra a los que siempre quieres volver en los que te has podido romper, pero vuelves recompuesta y te reafirma aún más en plena naturaleza en lo alto de los Alpes franceses, dádonte un chute de energía pura. Es la delicia de los esquiadores y con toda la razón, las mejores pistas de esquí en las que he estado y en las que he disfrutado como nunca. Es perfecto para esquiar como para el mejor après ski.

Si eres un amante de los deportes de nieve tienes que ir y disfrutar de este encantador y mágico pueblo entre las cumbres nevadas en los majestuosos Alpes franceses.

MUY IMPORTANTE: Cuando viajéis siempre contratar todos los seguros de viaje, yo los tenía contratado, pero si no los tienes a parte de tocarte la parte salud también te tocará la parte del bolsillo. Esto lo contaré en un segundo post con todo lo sucedido tema seguros por el accidente.

Moraleja de mi primer viaje:

Tengo un amigo que siempre me dice: Siempre que te caes te levantas con más fuerza en la vida y con una sonrisa de oreja a oreja” … Un accidente de puede cambiar la vida para bien o para mal, según como la tomes y aprendas de ello. La vida y sus enseñanzas, no siempre son plato de buen gusto pero siempre te enseñan, que al fin de cuentas es la meta de esta vida …. Aprender, crecer , aprender y crecer … y así hasta nuestros últimos instantes … En los que en realidad también estamos aprendiendo y transformándonos de una manera u otra en el cosmos.

By Paloma Martínez.

Soy una ciudadana de este mundo a quien le fascina viajar y conocer rincones nuevos. Aunque mi amor a voces es "New York", forma parte de mí y mi vida de una manera u otra. Pienso que vayas donde vayas New York siempre se quedará en tu vida. Aprendiendo y creciendo cada día. Dame una buena conversación y seré feliz. Una románticaaaaa empedernida con los pies en la tierra ;)

A %d blogueros les gusta esto: