Antes estaban el Top of the Rock y el Empire State Building y luego llegó el One World Observatory, pero en nada llegará un cuarto observatorio que nos dejará también con la boca abierta … El sobresaliente Edge.

Cuando voy a algún observatorio me gusta subir cuando aún no hay nadie, por ejemplo a primera hora de la mañana o por la noche, para disfrutar del lugar sin agobios. Hay viajes en los que viajo a New York y solo me dedico a disfrutar de la ciudad y no subo a ninguno de ellos ya que evidentemente he subido a todos, pero son lugares que cuando le muestras la ciudad a alguien y es su primera vez, yo lo disfruto como si también fuera mi primera vez. Eso sí evitando horas puntas a ser posible.

Recuerdo mi primera vez en el Top of the Rock … Era una cálida noche de Julio, en la que no había ni colas ni apenas gente en las terrazas del Top of the Rock. Cuando salí y contemplé la bella estampa del skyline iluminado se me erizó la piel y el alma. Pero el momento mágico llegó cuando me quedé sentada en un banco que había en una de las terrazas  la cual se quedó vacía totalmente …  Estaba sola pero a la vez acompañada por Nueva York, tuvimos unos instantes de intensa intimidad entre nosotros, en el que por un momento delante de mí se abrió una estampa con vistas panorámicas en las que me mostraba y me susurraba bajito al oído nuestra conexión y atracción …. Cuando me marchaba … Me gritó ¡Estás aquí … Está aqui! … Fue como una conexión simbiótica en la que parecía que compartieramos la misma sangre y energia, que me erizaba de arriba a abajo. Es curioso que me sucediera esto justo aquí en el Top of the Rock y no en otro lugar de la ciudad … Esos momentos de intensidad íntima entre NY y yo han vuelto a suceder pero en otros lugares … Momentos en los que desaparece todo por un instante y en la que conectamos.

Con esto no quiero decir que también os tenga que suceder a vosotros igual que me sucedió a mí, pero me gusta contar este momento íntimo entre Nueva York y yo.

Caminando por Nueva York, por sus distritos y por sus barrios, es como realmente encontraréis la esencia y la magia de Nueva York. Pero caminar por los observatorios de New York y poder contemplar el skyline de Nueva York también es un plus siempre.

Viajar a Nueva York y no subir a alguno de los observatorios es un error. Hasta los neoyorquinos han disfrutado de estas increíbles vistas. Estar allí arriba y poder sentir el mundo a tus pies, te hace soñar.

Consejos para comprar las entradas en los observarotorios

Con la nueva normalidad instalada en todas partes, tendréis que comprar las entradas por internet, esta medida la toman para evitar aglomeraciones de gente en los observatorios.

Mi consejo es comprar los billetes en sus webs el mismo día o un día antes para conocer el clima que hará (en la web de la NBC New York   o en weather.com  , ya que si lo compráis desde casa luego puede coincidir que llueva o esté nublado (os lo digo por experiencia propia) y no es lo mismo ni por asomo.

Podéis comprar las entradas desde Nueva York por la página web del Top of The RockOne World Observatory  ,  Empire State Building  y Edge , tener los tickets en el mail con el código QR os hará todo más fácil.

Subir al Edge Hudson Yards Observation Deck

El Edge es el nuevo observatorio de la ciudad de Nueva York, este se encuentra ubicado en el también nuevo barrio futurista “Hudson Yards”. Como era normal tenía que seguir sorprendiendo y la mejor manera de hacerlo es con un observatorio no apto para personas que sufran de vértigo.

6647.jpg

El Edge Hudson Yards Observation Deck  está formado por dos plantas acristaladas de arriba a abajo que te ofrecen unas vistas envidiables de la ciudad de Nueva York. Pero no se queda ahí la cosa, sino que también tiene una enorme estrutura triangular (como si fuera una terraza enorme) que está suspendida en lo alto del edificio, que tiene parte de suelo de cristal para que aún tengas más sensación de que tienes Nueva York a tus pies, desde una altura de 100 plantas.

edgenyc.jpg

Su inaguración será en Marzo de e2020, pero ya están vendiendo entradas.

Creo que este observatorio puede robarme el corazón perfectamente.

Al comprar la entrada te dan opción de si quieres una copa de champagne por $16 o una foto personalizada por $22.

Más información sobre el nuevo y futurista barrio Hudson Yards   en Nueva York.

Ubicación 

30 Hudson Yards, Manhattan.

Precio

Adultos: $36 (+ $3,20 tax)

Niños: $31 (+$2,75 tax)

Subir al Top of the Rock

El Top of the Rock está en el edificio Comcast Building, también llamado el 30 Rock, ya que este edificio forma parte del complejo del Rockefeller Center.

Si tuviera que elegir entre alguno de los 3 observatorios que hay ahora (en Marzo serán 4) me quedaría con el Top of the Rock y no por lo sucedido la primera vez, sino evidentemente por lo que me ofrece este obervatorio.

Te permite contemplar Manhattan en su totalidad, el imponente Central Park y los nuevísimos rascacielos que dibujan un nuevo skyline se presentan a tus pies al norte de Manhattan.  Hacía el sur de Manhattan, se abre ante tí una postal increíble del skyline de Nueva York con el Empire State Building presidiendo. A  lo lejos el majestuoso One World Trade Center mientras que se asoma muy sutilmente la Estatua de la Libertad; al suroeste el futurista barrio de Hudson Yards y Hudson River; y al sureste de Manhattan tenemos a Brooklyn con el East River con sus 3 imponentes puentes el Brooklyn Bridge, Manhattan Bridge y el Williamsburg Bridge que unen Manhattan con Brooklyn, además del elegante Chrysler Building y el sorprendente One Vanderbilt que está en plena construcción en la actualidad  ….. Esto y más, sin agobios en las dos terrazas que tiene el Top of The Rock. Además tiene unas secciones interiores que para los días fríos son perfectas con sus grandes ventanales que dan al skyline.

571.jpg

El mirador se encuentra entre las plantas 67 y 70, pero esta última te ofrece unas vistas increíbles de 365º de la ciudad de Nueva York. Este observatorio es el que menos se llena y me gusta por eso también.

Si lo que queréis es tener unas vistas de escándalo de la ciudad en un entorno diferente, más especial e íntimo podéis ir a tomar algo al  Bar Sixty Five  del elegante Rainbow Room, perfecto para sorprender a alguien. Podéis ir a tomar algo, aunque ya os digo que las bebidas no son baratas y no incluyen la entrada del Top of the Rock, pero tendréis parte de estas vistas.   Reservar con antelación ya que suele haber muchos eventos.

Ubicación 

30 Rockefeller Plaza, Manhattan.

Precio

• Adultos: $ 48 (+ $4,26 tax) en horario de puesta sol y sin puesta de sol $38 (+ $3,37 tax)

• Niños/as: $32  (+ $2,84 tax)    y $42 (+ $3,73  tax) (Gratis niños menores de 6 años, mirar web ya que puede variar).

(Visitar durante el atardecer es un adicional de $10 por ticket)

Subir al Empire State Building

Desde la planta 86 del Empire State Building tendréis unas mágicas e inolvidables vistas de Nueva York. Este es la estrella de los observatorios históricos de Nueva York y evidentemente tiene un encanto especial que cautiva y no deja pasar de largo. Además de experiencias interactivas antes de subir, su museo y otras más sorpresas te ofrece el Empire State Building.

Empire State Building

El Empire me gusta por su historia, por ser el símbolo de la ciudad y como te convierte en la protagonista de tu propia película neoyorquina. Algo que no me gusta mucho es que se maxifica muchísimo por eso recomiendo ir a muy primera hora o por la noche a partir de las 10 p.m para arriba (está abierto hasta las 2 a.m), para disfutar de las luces de la ciuad sin agobios. Al atardecer también tiene esa magia especial, pero si no te importa que haya mucha gente, pues adelante. Desde aquí podréis disfrutar del cambio de colores al atardecer y tendréis una estampa de ensueño del juego de colores que se crea en el cielo y que se que reflejan en los cristales de los rascacielos del nuevo barrio Hudson Yards, queriendo hacer la competencia al cálido cielo.

Este observatorio es más pequeño si lo comparamos con el Top of The Rock, pero también tendréis unas vistas de 365º de Nueva York.

El Empire State se estrena con nueva planta ..¡SÍ! … ¿Creías que aún no podían ser mejores las vistas y la experiencia desde el Empire State? Pues ¡Sí! ahora aún puedes alucinar más si cabe con la planta 102 y poder disfrutar de un espectacular amanecer desde lo más alto del Empire State Building, un sueño hecho realidad.

Tenéis muchas opciones y precios mirar la web, yo aquí os indico solo para subir a los observatorios.

Ubicación

20 W 34th St. Manhattan.

Precio planta 86 y 102

Adulto: $62 ($5,67 tax)

Niño: $56 ($5,14 tax) (Gratis niños menores de 6 años, mirar web ya que puede variar)

Subir al One World Observatory

Este es un observatorio 365º pero a cubierto y acristalado de arriba a abajo con enormes ventales con unas vistas de vértido de toda la isla de Manhattan, con sus imponentes puentes, la Estatua de la Libertad, Governo’s Island, Brooklyn, Jersey, el Hudson River como el East River, magníficas vistas del Lower Manhattan que parece que lo puedas tocar con los dedos. Es de esos observatorios que hay que subir para poder opinar.

One World Observatory

En este muy importante a tener en cuenta el clima, ya que si está nublado y hay nubes bajas no veréis nada de nada.

One World Observatory

Perfecto para los días fríos de invierno, ya que es toda una planta con vistas increíbles. Además tiene cafetería – restaurante y podréis comer allí o simplemente brindar con una copa de vino o una cerveza, también con un delicioso café.

Ubicación

285 Fulton St, Manhattan.

Precio

Adultos: $35 ($3,46 tax + $Proceso de compra)

Niños: $29 ($2,93 tax + $Proceso de compra) (Gratis niños menores de 6 años, mirar web ya que puede variar).

Disfrutar de las increíbles vistas de Nueva York desde el cielo.

By Paloma Martínez – Caminando por Nueva York

A %d blogueros les gusta esto: